Ejercicio: Definición, beneficios y formas de aplicación

Siempre en todas las recomendaciones de salud escuchamos la famosa frase de “Haz Ejercicio”, cuando vamos al doctor también nos menciona que debemos movernos, pero ¿Qué lo hace ejercicio? De acuerdo con el Colegio Americano de Medicina del Deporte, se define como la actividad física que es planeada, estructurada con movimientos musculares repetidos que se hacen con el fin de mantener la condición física. En pocas palabras el realizar ejercicio requiere de que tengamos disponible un horario para poder planificarlo, porque podríamos correr pero tiene que ser un actividad continua, además de una estructura con el tipo de actividades que vamos a realizar, por ejemplo una rutina que involucre ejercicios de calentamiento, así como al terminar la actividad “enfriar” nuestros músculos para evitar cualquier lesión.

 

La recomendación mundial de ejercicio es juntar 150 minutos a la semana de tipo moderado, o como comúnmente nos hacen la recomendación 30 minutos al día 5 veces a la semana. Uno de los problemas más comunes de nuestro día a día es el tiempo, pues podemos estar muy decididos por iniciar con un plan de ejercicio, pero los horarios laborales, más las horas de transporte y entre otras actividades complican su ejecución. Pero tenemos alternativas a pesar de todo, los 30 minutos no tienen que realizarse en un solo momento del día, puedes tener diferentes periodos para acumular esos minutos, por ejemplo correr 10 minutos por la mañana, caminar 10 minutos seguidos después de la comida o subir y bajar escaleras y hacer 10 minutos de sentadillas, abdominales y ejercicios de flexibilidad en la noche antes de cenar, y así en tu día cumplir con la recomendación de 30 minutos.

 

En realidad este hábito tiene muchos más beneficios de los que creemos, en primer lugar debemos elegir algo que nos guste para no perder la motivación de realizarlo, una vez que tomamos esa decisión de iniciar ganamos mucha más salud de la que podíamos imaginar. Nunca es tarde para iniciar a realizar ejercicio, sea que nunca en tu vida hayas practicado alguna actividad o decidas que es momento de probar algo nuevo. Los múltiples beneficios de ejercitarse incluyen:

 

  • Mejorará tu composición corporal. Incrementará tu masa muscular, lo cual te protege de fracturas, de enfermedades y además mantendrás la grasita donde debe ir.
  • Tendrás una mejor oxigenación, lo que permitirá mantener sanos a tus sistemas respiratorio y circulatorio.
  • Fortalecimiento de la fuerza muscular. Dejarás de tener debilidad en tus extremidades y tronco, pues la mayoría de los ejercicios involucran grandes grupos musculares, que te permitirán tener músculos sanos y fuertes.
  • Ya no tendrás que batallar para amarrarte las agujetas, poco a poco todos tus músculos mejorarán su flexibilidad y podrás hacer movimientos más libremente.
  • La agilidad, coordinación, balance y velocidad, son sólo algunas de las habilidades en las que observarás mejoría. Te sentirás ligero y con mayor precisión al dar tus pasos.

 

Al iniciar con un programa de ejercicio, debemos considerar también la alimentación, pues serán aún mayores los beneficios si logramos compaginar alimentos adecuados para nuestras necesidades y estilos de vida. Vitalínea® es un elemento perfecto para acompañar a tu plan de ejercicio, pues contiene proteína e hidratos de carbono suficientes para nutrir a tu cuerpo antes o después de tu rutina, con un una diversidad de sabores que satisfacen hasta el paladar más exigente.

 

Escrito por:  MNA, Jimena González García
Referencia: ACSM´s Guidelines for Exercise Testing and Prescription.